Picasso enamora al Principado de Andorra

La composición femenina del artista español y su evolución, seducen, pieza a pieza, en una de las muestras más significativas de Picasso.

Hasta el día 24 de septiembre, quienes visiten el Principado de Andorra se encontrarán con una de las exposiciones más esperadas de este año y que mayor reclamo ha tenido por parte de los entusiastas del arte, tanto nacionales como internacionales.

Un recorrido por 85 piezas, entre gravados, cerámicas y litografías, ponen en evidencia la evolución de las relaciones que el artista tuvo con el género femenino.

La exposición comienza con obras que Picasso va a concebir sobre el 1901 y culmina con piezas sublimes del 1970, ofreciendo una visión amplia de la trayectoria del artista.

Con obras tales como “Carmen” o “Nana”, la exposición está plena de piezas cuya temática son las mujeres que transitaron por la vida del artista,  y nos ofrece una visión tanto del genio, como el hombre oscuro oculto tras su imaginación creadora.

Destacan los grabados que realizó faltando apenas dos años para morir, “Suite 156”, y en los cuales se puede distinguir el gran miedo a la muerte retratado a través del sexo. Una especie de diario íntimo en donde quedan reflejadas las fantasías y delirios de un Picasso ya anciano.

Para más información sobre la exposición, visite: Centre d’Art d’Escaldes-Engordany (CAEE)