Andorra, bonita por fuera deliciosa por dentro

Mantel de hilo, tintineo mortecino de copas sobre la mesa, vinos que se decantan con la ceremonia que pide el momento. De fondo, conversaciones y alguna risa nos permiten disfrutar del momento en un marco tranquilo y acogedor.

Atrás en el tiempo han quedado aquellos cenas frugales de la economía de subsistencia de un país que supo hacer de la necesidad virtud, y que ha hecho de los productos de la matanza y de las verduras de montaña todo un arte.

Las bordas, edificaciones tradicionales hechas de piedra y madera, han pasado de secar tabaco o guardar el rebaño las frías noches de invierno, a convertirse en refugios exclusivos para gourmets y “connaisseurs” llegados de todo el mundo. Estas pequeñas joyas de la arquitectura tradicional andorrana se pueden encontrar en la cartera de Andorra Sotheby ‘s International Realty, para que los amantes de estos pequeños rincones de montaña puedan tener un espacio propio y exclusivo.

Carles Flinch Chef de Can Manel
Carles Flinch Chef de Can Manel

Algunos de los ingredientes que ofrece la naturaleza andorrana están bien presentes en las mesas de los cocineros más prestigiosos del país: la” trumfa” o patata y la col verde de montaña, son dos de los productos de kilómetro cero que se pueden encontrar en restaurantes como Can Manel, en Andorra la Vella. Desde sus fogones, el chef Carles Flinch reúne tradición y vocación de servicio, pasión por el trabajo bien hecho, las cocciones lentas y el amor por la materia prima.

Desde sus famosos caracoles “a la llauna”, uno de los ”must” de la casa, a los pies de cerdo con langostinos o cualquiera de las carnes a la brasa que han dado popularidad al local.  Lo difícil es la elección, aunque siempre es una apuesta segura, especialmente para los amantes de la cocina tradicional.

Es fácil caer en la tentación de percibir la restauración andorrana como un baluarte de la tradición de la cocina pirenaica. Porque sí, lo es, pero es también mucho más.

Restaurant Marquet Gourmeterie
Restaurant Marquet Gourmeterie

Desde hace más de 40 años, Marquet Gourmeterie hace las delicias de aquellos que valoran unas ostras Spéciales Gillardeau acompañadas de un Krug Rosé, en su punto de frescura. En este emblemático local de Les Escaldes, podemos encontrar el póquer infallible de aquellos que valoran un producto de primerísima calidad tratado con cuidado y respeto: Jamón Joselito, Salmón ahumado Carpier, Foie-gras mi-cuit Marquet, Quesos artesanos Xavier- uno de los más prestigiosos de Francia- y chocolate Valhrona. Todo ello acompañado de una bodega bien surtida, con pequeñas joyas como el Château Lafite-Rothschild 1882 y las recomendaciones de los hermanos Marquet, herederos de la tradición y saber hacer de su padre- y pionero de la casa- Jordi Marquet.

El fundador de Marquet Gourmeterie, Jordi Marquet, es un firme convencido de que los mejores negocios se cierran alrededor de la mesa, y alrededor de estas tablas se han forjado grandes alianzas y no menos historias de amor.

Restaurant Origen
Restaurant Origen

Cada vez son más los cocineros que se dan a conocer con nombres y apellidos en todo el mundo. Algunas de estas grandes figuras internacionales también tienen presencia en Andorra. Es el caso de Nandu Jubany, que desde el Restaurante Origen del complejo Hermitage Sport Hotel de Soldeu, nos ofrece la  degustación de la misma carta que -con una estrella Michelin- se ofrece desde el restaurante Can Jubany de Vic.

Una sinfonía de nueve platos más los aperitivos, maridados con una amplia variedad de vinos seleccionados minuciosamente por su sumiller, en un menú de degustación exclusivo y delicioso.

Entre los platos destacados del restaurante Origen encontramos la “Coca de foie gras con manzana caramelizada” y el “Arroz seco con espardeñas”.

En definitiva, un pequeño paseo por algunos de los restaurantes y espacios gastronómicos emblemáticos de un pequeño país que ha sabido conjugar una historia ancestral, con la sofisticación de una gran capital.